Hiperinsulinemia

o resistencia insulínica:
Los niveles basales de insulina se encuentran elevados, al igual que la respuesta a cargas de glucosa, tolbutamina, arginina, leucina y glucagón.

Ayer fui al endocrinologo con mis últimos analisis (la curva de azucar) y me dijo que tengo hiperinsulinemia, me explico muy bien todo lo que esto me produce pero cuando le comente a mi mamá ella me pregunto pero ¿tenes diabetes o no? y ante esa duda me informe y para mi sorpresa hay mucha info por aca.

¿qué es y cómo enfrentarla?

La hiperinsulinemia es el exceso de insulina en sangre. La insulina es una hormona segregada por el páncreas que regula la cantidad de glucosa en sangre y su utilización por el organismo. Cuando a nivel de los tejidos existe una resistencia a esta hormona, la insulina es segregada en exceso acumulándose en sangre y provocando otras complicaciones. Es por eso que este trastorno se presenta habitualmente acompañando al sobrepeso y asociado a otras alteraciones como hipertensión y niveles elevados de colesterol, triglicéridos y glucosa en sangre.

La hiperinsulemia estimula la acumulación de lípidos (grasas), altera el metabolismo de las lipoproteínas y el colesterol, y eleva la producción de andrógenos. Esto aumenta la obesidad y, por lo tanto, empeora la resistencia a la insulina, formándose así un círculo vicioso que dificulta enormemente la reducción de peso.

Los pilares del tratamiento son:
Medicación. Generalmente utilizada para mejorar la sensibilidad a la insulina, será indicada por su médico de acuerdo a su situación.

Ejercicio físico. Aumenta la sensibilidad de las células a la insulina, mejora la utilización de glucosa y ayuda a adelgazar. No desaproveche estos beneficios.

Alimentación. Corregir el sobrepeso, disminuir la hiperinsulinemia y la resistencia a la insulina, mejorar los niveles de tensión arterial y lípidos en sangre… todo es posible a través de una correcta alimentación.

Estrategias alimentarias para hacer frente a esta situación:
Evite el azúcar y los alimentos azucarados. Sustitúyalos por edulcorantes, refrescos light, mermeladas bajas calorías.

Vigile la cantidad de carbohidratos en su dieta. Harinas, panes, pastas, galletas, papas, arroz, bizcochos y un largo etcétera deben ser correctamente seleccionados y distribuidos a lo largo del día para evitar peligrosos aumentos en la concentración de insulina sanguínea.

Controle el tamaño de las porciones. Cualquier estrategia es válida al momento de controlar cantidades y calorías: cocinar lo justo y necesario, utilizar platos más pequeños, sustituir ingredientes.

Dígale No a las bebidas alcohólicas. Debe beber abundante cantidad de líquidos y el agua será la bebida de preferencia.

Reduzca el consumo de sal. Evite los alimentos más ricos en sodio como fiambres, embutidos, enlatados, snacks y utilice condimentos naturales a la hora de sazonar sus platos.


Ejercicios

Tipo: Cardiovascular (aeróbico).
Etapas: Dividido en 4 etapas de 10 minutos cada una.
Intensidad: Se incrementa en 3% cada 3 minutos.
Factores: Trabajo en base a Velocidad o Inclinación de la máquina.
Duración: 4 a 6 semanas.
Frecuencia: 3 veces por semana.

Todo este proceso mejora la sensibilidad a la insulina y permite introducir la glucosa y otros nutrientes en la célula, recuperando los niveles normales de glucosa en sangre.


Me informe en: saludactual.cl , alfinal.com y www.articulandia.com

About The Author

Diseñadora grafica / Desarrolladora web / wordpress themes y mas

1 Comment

  1. no entendi nada
    lo mio no son las ciencias
    pásate por mi blog a ver que te parec mi música y mis historias
    comentame mucho y consígume lectores
    saludos desde España
    Carlos!!!!!