intercambiando monosílabos


… Una vez alguien dijo que el juego amoroso previo del hombre empieza cuando el tipo va a la cochera a buscar el auto, y tiene razón.

Soy la prueba viviente, porque desde que metí la llave en el arranque y hasta que llegué a su casa, no podía pensar en otra cosa que en la matemática imperfecta de los polvos, en la serie de acontecimientos y detalles que hacen que dos personas terminen revolcándose en una cama, intercambiando fluidos, monosílabos, suspiros y esas cosas.

Sigo pensando que no hay milagro más grande que esa casualidad. …

extracto de un post y foto publicados en el blog revistapeinate.wordpress.com

About The Author

Diseñadora grafica / Desarrolladora web / wordpress themes y mas

No Comments